Los sindicatos ESK y STEILAS apoyamos la convocatoria de Huelga Mundial por el Clima del próximo 27 de septiembre. ¡No hay más tiempo!

 

 

ESK y STEILAS hemos registrado sendas convocatorias de huelga para dar soporte legal a la huelga climática en los centros de trabajo en Hego Euskal Herria.

La crisis ecosocial y climática, fruto del modelo de producción y consumo hegemónico que sufrimos, basado en el uso de combustibles fósiles y en el consumo globalizado, pone en riesgo la vida en el planeta. Ante la gravedad de la situación, el próximo 27 de septiembre el movimiento Fridays for Future ha convocada una Huelga Mundial por el Clima. Una fecha ubicada en el marco de la cumbre Acción Climática ONU 2019 y de las movilizaciones a nivel global, del 20 al 27 de septiembre.

Esta convocatoria cuenta con el apoyo de más de 300 organizaciones que han firmado el manifiesto en defensa del futuro, de un planeta vivo y de un mundo justo. Organizaciones que exigen que se declare de manera inmediata la emergencia climática y que se tomen las medidas concretas necesarias para reducir rápidamente a cero las emisiones netas de gases de efecto invernadero y un nuevo modelo socio-ecológico que no comprometa la supervivencia de la vida tal y como la conocemos.

ESK y STEILAS compartimos las razones y los motivos que llevan a convocar esta jornada de huelga. Ambos sindicatos ofrecimos la posibilidad de dar soporte legal a la convocatoria para que ésta se pudiera extender a los centros de trabajo. Tras el acuerdo por parte de las organizaciones convocantes de la Huelga Mundial por el Clima, ESK y STEILAS hemos registrado convocatoria de huelga general para el 27 de septiembre en Araba, Bizkaia, Gipuzkoa y Nafarroa.


Huelga estudiantil, de consumo y laboral

Se trata de una jornada de huelga estudiantil, de consumo y laboral, en la que el protagonismo lo tienen las organizaciones ecologistas y estudiantiles que lideran desde hace meses estas movilizaciones. La convocatoria de huelga general y el apoyo a la jornada de movilizaciones buscan extender al mundo laboral la convocatoria.

Creemos que la huelga mundial por el clima es totalmente necesaria, y nos alegra especialmente que sea la gente más joven la que sale a defender su incierto futuro a causa de la emergencia climática. Las instituciones públicas tienen que estar a la altura de las necesidades que exige este momento. Por ello exigimos su compromiso en las siguientes materias:

  • Verdad. Asumir la urgencia de la situación actual admitiendo el diagnóstico e indicaciones de la comunidad científica.

  • Acción. Que se tomen las medidas concretas necesarias para adquirir hábitos de consumo responsable y respetuoso con el medio ambiente; abandonando los combustibles fósiles, reduciendo las necesidades de movilidad, etc.

  • Solidaridad. Para trabajadores y trabajadoras afectados es preciso adoptar medidas para asegurar empleos alternativos en sectores sostenibles, afrontar la crisis energética, reducción de la jornada laboral, y un mejor reparto del empleo. La transición ecológica se tiene que realizar con justicia social, sin dejar a nadie atrás.

  • Democracia. La transición ha de hacerse de forma justa, democrática y sostenible.

 

Un mundo justo en un planeta vivo

ESK y STEILAS hacemos una apuesta inequívoca por llevar a cabo un sindicalismo basado en la centralidad de la vida, la necesaria transición ecosocialista y el feminismo.

En defensa del futuro, de un planeta vivo y de un mundo justo, nos sumamos a la convocatoria internacion de Huelga Mundial por el Clima e invitamos a nuestra afiliación, a la ciudadanía y al resto de actores sociales y sindicales a secundar esta convocatoria y a sumarse a las distintas movilizaciones convocadas para el 27 de septiembre en el marco de la huelga de estudiantil, de consumo y laboral.

Por una transición ecológica justa, que la pague el capital.

Es tiempo de cambio, cambiemos el modelo, no el clima.

 

 

Más noticias

44 muert@s en 2019

en accidentes laborales

Agenda

30
Ene
Fecha 30 enero 2020
Huelga General por las pensiones, el empleo digno y los derechos sociales