CCOO Y UGT CULMINAN EL PLAN DE RESCATE A LA EMPRESA CON UN MAL CONVENIO Y UN PSI QUE PROFUNDIZA EN LA PRECARIEDAD LABORAL DEL SECTOR

 

Una vez más, CCOO y UGT han ejecutado un atropello monumental sobre los derechos del conjunto de los y las trabajadoras con la firma del Segundo Convenio de Empresas Vinculadas y un nuevo PSI.

Desde que empezó la pseudonegociación, desde ESK advertimos que no podíamos consentir lo que el trio CCOO-UGT-empresa nos ofrecían como modelo de negociación de aspectos tan importantes en nuestras condiciones laborales como un convenio y un severo ajuste de plantilla.

La continua ausencia de información, el “secuestro” de la plantilla con su falta de participación y debate, así como la farsa que supone que hayan sido las ejecutivas sectoriales de CCOO y UGT ( ni tan si quiera su afiliación), quienes han decidido aprobar la firma del CEV y el PSI, son una auténtica losa sobre el conjunto de los y las trabajadoras de Telefónica, y son una losa para el conjunto de la clase trabajadora, por lo que suponen lo que históricamente hemos conocido en las relaciones laborales empresa-trabajador/a en el mundo laboral, donde las asambleas siempre han sido la referencias como órganos máximos de decisión.

OJO!, porque este es el camino al que nos quieren llevar estos adalides del capitalismo más salvaje. Esta vez se ha cruzado una línea. Nunca se había llevado tan lejos de los centros de trabajo la negociación de un convenio…y lo peor es que nos ha dado la sensación de haber asistido a un pasotismo por parte de la plantilla bastante preocupante ante esta realidad.

CCOO y UGT, se han negado a dar información a la plantilla y al resto de sindicatos, se han negado a trasladar las propuestas de convenio que ha presentado Telefonica en la mesa y se han negado a realizar asambleas para debatirlas. En definitiva, una vez más CCOO y UGT se han comportado como dos sindicatos antidemocráticos que les importa una mierda la opinión de la plantilla.

UN MAL CONVENIO PORQUE NO MEJORA NADA LO QUE HAY

Lo primero que habría que decir es que cuando se negocia un convenio, es para conseguir mejora sobre el que ya existía. Desde ESK no observamos ninguna mejora significativa, y las modificaciones que se han realizado son todas a medida de la empresa, y se basan en mayor flexibilidad, mayor posibilidad de movilidad funcional y las mismas posibilidades de movilidad geográfica.  En fin, repasemos…

Convenio sin ultractividad: Es decir los derechos que recogen este convenio si no se acuerda un nuevo convenio caducan en en diciembre de 2021. Mas presión para los y las trabajadoras cuando afrontemos el nuevo convenio

Salario: Un escasísimo aumento salarial del 1,5% sobre masa salarial, que se quedará en un escaso 1,2% en tablas que está incluso por debajo de los propios acuerdos que CCO, UGT y la CEOE comprometían para el 2019.

Una paga de 300 euros, tan solo para los años 2020 y 2021, de los cuales tan solo pasará a masa salarial la mitad cada año, y que más bien parece un recochineo, especialmente para aquellas personas que se acojan al PSI, que lógicamente se irán sin este “premio”. !Vaya un logro compas de UGT y CCOO!

Movilidad funcional: Han terminado con el cambio de acoplamiento objetivo. Una vez más se le dota a la empresa de una herramienta que facilitará aun mas los cambios de acoplamiento por perfil, es decir, a la carta. Esto mismo se puede decir en materia de promoción y desarrollo profesional…

Movilidad geográfica. Independientemente de estén obligados a presentar en los comités de empresa un mapa de actividad provincial.

No nos cabe ninguna duda de que la empresa va a volver a la carga con los traslados forzosos en localidades pequeñas y mas tras la aplicación del nuevo PSI, tal y como pasó en el anterior convenio con el Famoso plan 17/20.

Jornada: Cero patatero, es decir, nos venden como un logro los cuatro días de asuntos propios o el 24/31 de diciembre como “no laborables”, cuando ésto era algo que ya existía. Solo faltaría dejarnos quitar los mínimos logros de épocas anteriores. De la reducción de jornada, nada de nada. Las 35 horas quedaron en el baúl de los recuerdos. La jornada laboral de 40 horas semanales cumple este año su centenario, pero las 37,5 de Telefónica ya cumple casi 50 años.

Gratificaciones y pluses: Aumentan (eso sí, a partir de 2020), en 14 céntimos los pluses del turno de tarde. Otra tomadura de pelo, especialmente para el personal de Operaciones que ha estado 25 años con los pluses congelados y que, ahora que ya casi han desaparecido los turnos de tarde porque su actividad ha sido externalizada y han sido reestructurados……..!unos cracks estos negociantes oiga!

Turnos y vacaciones multiprovinciales: Una nueva herramienta de la empresa para tapar con un culo tres sillas.

Permisos: En caso de Accidente o enfermedad grave, con o sin hospitalización, o intervención quirúrgica sin hospitalización, que precise reposo domiciliario de cónyuge o pareja de hecho, darán derecho a 5 días de permiso ( Cónyuge y familiares de primer grado ), y de 3 días en el caso de familiares de segundo grado.

Uno de los pocos avances en materia de conciliación, y curiosamente parte de estos provocados para evitar conflictos con la Ley de Protección de Datos, ya que no era legal el intercambio de informes médicos de terceras personas.

Un ejemplo de la falta de voluntad de la empresa en cuanto a la conciliación es la reducción de los días de permiso por nacimiento de hijas/os. Al final de este convenio desaparecen los 5 días que nos correspondían.

Salud laboral. Se reduce el número de miembros en los comités de salud laboral, pero eso sí, se mantiene el numero de liberados/as de los sindicatos firmantes.

PSP: Luego tenemos asuntos como el PSP, donde ya hace cuatro años los sindicatos firmantes del CEV asumieron con su firma que la empresa generara incertidumbre sobre su posible cobro a futuro. ESK defendimos en su día que ese derecho no podía ser eliminado, y no se le podía permitir a la empresa crear esa incertidumbre que hizo que mucha gente solicitara su liquidación adelantada por miedo a no cobrar lo que le correspondería en un futuro inmediato.

La realidad es que el tiempo nos ha acabado dando la razón, ya que la gente que no lo liquidó en su día perdiendo dinero lo cobrará de forma proporcional, y a la gente que sí lo liquidó se le habrá quedado cara de tonto/a. Sin comentarios. 

Empleo: otra tomadura de pelo: Aquí nos han vendido la moto de que Telefónica acomete un plan de ajuste para rejuvenecer su plantilla, y eso está claro que no es verdad. La creación de empleo real se limita a unos 300 empleos, a costa de jubilar de manera forzada a los mayores de 65 años.

El resto, es decir, alrededor de 4000 puestos de trabajo se van, o bien a perder directamente, o bien serán sustituidos en parte por trabajo precario en las contratas. Es decir, una vez más, se pierde la oportunidad de arrancarle a la empresa compromisos reales de creación de empleo de calidad en las empresas afectadas por el CEV.


PSI: TIERRA QUEMADA EN EL SECTOR TELECO

En definitiva, mientras cara a la galería, CCOO y UGT nos venden que luchan contra la precariedad laboral, en Telefónica-Movistar, estos sindicatos firman convenios y ajustes de plantilla que colaboran en la cronificación de la precariedad en el sector de las telecomunicaciones.

Recordemos que hay compañeros y compañeras de las contratas que llevan más de 20 años trabajando en precario, y sin posibilidades reales de acceder a condiciones de trabajo dignas, porque muchos son autónomos y falsos autónomos, o trabajan en empresas sin representación sindical, etc….

El PSI es la joya de la corona, la eterna aspiración de la empresa que culmina su obra maestra en forma de destrucción de empleo digno y su conversión en precariedad y que posiblemente a su vez completa el hastío y la falta de motivación de una parte muy importante de la plantilla que lo ve como una salida más o menos digna…

Además, una vez más, este PSI es discriminatorio. No parece muy entendible que cuando se suprimieron las aportaciones obligatorias de la empresa al Plan de Pensiones se disminuyera de manera equivalente la prestación de supervivencia para quienes mantienen su derecho a ella y que, sin embargo, cuando se mantienen dichas aportaciones hasta los 65 para quienes están apuntados al P.P.,no se establezca una compensación equivalente para quienes mantienen el derecho a la prestación de Supervivencia.

En su día ESK ya denunciamos que cuando se suspendió la aportación del promotor al Plan de Pensiones, a este colectivo se le aminoró en 3800€ el capital asegurado, lo cual nos pareció una clara discriminación con el resto del colectivo que se puede acoger al plan. Cuatro años después la historia se repite…

Otra cacicada más de la empresa y sus socios que demuestra lo poco que les importa todo aquello de lo que no sacan un rendimiento económico directo, lease participación en el plan de pensiones o similar. Como del Seguro de supervivencia no pueden sacar tajada, pues básicamente ajo…y agua.

Por lo demás, el PSI básicamente es idéntico al de hace cuatro años, Las rentas no se actualizan ni con el IPC ni con los posibles bienios y pases de nivel. Para quien no pueda acceder a la jubilación hasta los 67 años, la renta no se prolonga hasta el momento de la jubilación.

Quien esté en el Seguro de Supervivencia, el capital asegurado no va a ser actualizado cuando toque rescatarlo (es decir, a los 65 años). Es definitiva, el cálculo de las anualidades será en base al salario en el momento de acogerse al plan.

 ESKURA GAITUZU / NOS TIENES A MANO

Más noticias