Telefónica ha vendido ANTARES incluyendo en el precio de venta, los 90 millones de euros de los y las trabajadoras que CCOO y UGT decidieron regalar de nuestros fondos del seguro de sueldo en el año 2016. Esta venta se ha realizado sin que la empresa asuma la responsabilidad subsidiaria que debería tener en el ámbito de la previsión social con la plantilla.

La venta de ANTARES solo se ha podido llevar adelante con el permiso de CCOO y UGT. No nos engañemos, aunque cara a la galería han dicho estar en contra, no han hecho nada para evitarlo y tendrán que explicar por qué. Telefónica hace tiempo que quería vender y si no se hizo antes fue porque no tenían el visto bueno de estos dos sindicatos.

LA PLANTILLAS DE BIZKAIA Y GIPUZKOA DICEN QUE NO

La plantilla de Bizkaia y Gipuzkoa, a través de las 400 firmas de los trabajadores/as, que se suman a las miles recogidas en todo el estado, ha mostrado su rechazo a la venta de ANTARES para que no se dé la externalización de todos los seguros de los trabajadores/as y ha exigido, que en caso de venta como finalmente se ha dado, Telefónica se comprometa asumiendo la responsabilidad subsidiaria y por supuesto devolviendo inmediatamente los 90 millones de euros de los fondos del Seguro de Sueldo.

Pero esta venta solo es la punta del iceberg de una política de desmantelamiento de la empresa que se está llevando a cabo a través de la externalización y segregación de actividad; incluso, llegando a estar en el candelero la venta de la Red de Fibra Óptica. Su objetivo final es acabar con el empleo de calidad, y para ello la empresa no duda en utilizar todos los medios y las herramientas de las que dispone, muchas de ellas facilitadas por las firmas de acuerdos que solo le benefician a ella.

MIENTRAS HAY VIDA HAY ESPERANZA

ESK creemos que desde el sindicalismo alternativo tenemos que coordinarnos para intentar poner todos los impedimentos posibles para evitar que se consumen esos planes. Creemos que es necesario potenciar las peleas parciales con las problemáticas que vayan dándose en cada departamento y en cada provincia como consecuencia del nefasto convenio firmado por UGT y CCOO, pero somos conscientes también de que hay que intentar articular algún tipo de respuesta colectiva que consiga mostrar de verdad, el rechazo de la mayoría de la plantilla a esta estrategia de destrucción de empleo y de desmantelamiento de la empresa.

No hay otra alternativa EXIGIMOS LA CREACIÓN DE PUESTOS DE TRABAJO DIGNOS EN TELEFÓNICA empezando por la incorporación de todas las y los compañeros de las contratas y subcontratas a la plantilla.

 

 

Eskutan gaituzu / Nos tienes a mano

 

NO A LA VENTA DE ANTARES / LAN POSTU SORKUNTZAREN ALDE


Nos tienes a mano / eskura gaituzu

Más noticias