El pasado viernes día 15 de noviembre dos compañeros de Elecnor de I+M fueron despedidos bajo la falsa acusación de abandonar el puesto de trabajo en repetidas ocasiones los días 11,12,13,14 de este mismo mes.

Esto funciona asi: La empresa bajo falsas acusaciones despide a dos trabajadores. Da igual si es verdad o no. Tu como trabajador demuestras que es todo falso pero ya da exactamente igual porque lo mas que vas a conseguir en un juzgado es un despido improcedente, es decir que te paguen cuatro perras y a la calle.

Si no paramos esta manera de funcionar de Elecnor mañana puede ser el siguiente, puedes ser cualquiera, puedes ser tu mismo.

Y, cuando los juzgados no son la solución, solo nos queda defendernos con la única arma que tenemos los y las trabajadoras que no es otra que la movilización. ¿Para qué? Para lograr que la empresa retire los dos despidos y vuelvan los dos compañeros al trabajo. 

Es la empresa la que tiene en su mano evitar la conflictividad, ya hemos intentado por todos los medios durante esta semana que la empresa se siente a negociar como retirar los despidos y se han negado en redondo. Este lunes se reúne la empresa con el Comité y volveremos a intentar que la empresa entre en razón, retire las falsas acusaciones y reincorpore a los dos compañeros a su puesto de trabajo.

Si este lunes no retiran los despidos, evitando así el conflicto, a la plantilla no nos van a dejar otra salida que convencerles con la movilización. Este martes a las 18:00 h tenemos una asamblea para debatir si además de mantener la lucha por un convenio digno del metal de Bizkaia luchamos también por la reincorporación de nuestros compañeros despedidos. De poco vale un convenio digno si después nos despiden sin ninguna razón para amedrentarnos.

Estos son los momentos en los que una plantilla debe de demostrar su dignidad, su solidaridad y su unión.

Y decimos que son absolutamente falsas las acusaciones y retamos a la empresa a que rebata con datos la realidad que nos cuenta uno de los despedidos, Gontzal Aparicio, demostrando que es absolutamente falso todo lo que plantea la empresa:

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Testimonio de Gontzal Aparicio, uno de los dos despedidos. (Todos los datos aquí expuestos se pueden demostrar con el GPS y con los pasos por los peajes a través de la tarjeta Solred):

El viernes 8 de Noviembre a media jornada recibí una llamada desde la Oficina indicándome que el lunes iba a ser desplazado a Araba, como ya había ocurrido en anteriores ocasiones. Al poco rato entraron las primeras  con citas, las primeras de 9,00 a 9,30 y las segundas de 13,00 a  13,30 cuando nuestro horario es de 8,00 a 13,00 y de 14,00 a 17,00. En anteriores desplazamientos a Araba este caso también se dió.

El lunes 11, sobre las 8 de la mañana, salí de Portugalete hacia Vitoria a la primera instalación del día, citada de 9,00 a 9,30. Sobre las 12 llegó mi compañero Imanol, que también ha sido despedido, y me ayudó a terminar mi instalación. La terminamos en torno a las 13,00. Tomamos un café en un bar cercano y nos dirigimos a nuestras respectivas instalaciones. En mi caso, resultó ser una instalación en la que requería la ayuda de un compañero y un cable superior a las medidas delas que disponía. Tras hablar con el cliente para concertarle una nueva cita, revisé las arquetas del trazado a realizar y sobre las 15,30 salí hacia mi domicilio.

El martes 12 sobre las 8,30 salí hacia Vitoria y, como el día anterior, sobre las 12 legó mi compañero para ayudarme en mi instalación, tras lo cual tomamos un café (15 minutos) y nos volvimos a separar para asistir a nuestras citas. Tras finalizar mi segunda instalación, sobre las 15,00, me dirigí a la orden de mi compañero para ayudarle y salimos sobre las 16,00 hacia nuestros domicilios.

El miércoles13 salí sobre las 8,00 hacia el Almacén de Vitoria para recuperar el material depositado los días anteriores y recoger, junto a Imanol, una guía carro  necesaria para las citas conjuntas que teníamos. Tras finalizar mi instalación sobre las 11,00 me desplacé hasta la de mi compañero, la terminamos y nos dirigimos hacia nuestra segunda cita. Terminamos y salimos hacia nuestros domicilios sobre las 16,00.

El jueves 14 sobre las 8,30 salí hacia Vitoria y tras finalizar mi instalación acudí a ayudar a Imanol. Tomamos un café (15 minutos) y sobre las 13,00 nos dirigimos a nuestra cita conjunta. Al ver que no nos daba tiempo de terminarla y que yo no tenía asignado nada para el viernes pero Imano sí, decidí llamar a Janire, compañera de la Oficina de Bizkaia que me gestiona las órdenes de Araba- Hice esta llamada sobre las 15,00 y en ese momento se me comunicó que el viernes trabajábamos en Bizkaia y me dijo que le dijera al cliente que ya le llamarían desde la Oficina para darle una nueva cita. (El día 13 había recibido un correo de la Oficina con las vacaciones confirmadas, en las que figura que estaba toda la semana en Araba). Después de ésto nos dirigimos a repostar y al Almacén de Vitoria para recuperar todo el material usado y entregar la guía carro. Sobre las 16,00 partimos hacia nuestros domicilios.

El día 15, viernes, a media mañana me llamó mi Jefe de Obra y me pidió que pasara por la Oficina tras finalizar mi instalación, momento en el que me comunicó mi despido.

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Como se puede comprobar todo lo planteado por la empresa es falso y lo que único que hay detrás de estos despidos es intentar amedrentar a una plantilla que está dando el callo en la lucha por un convenio digno del metal de Bizkaia

NO NOS DEJEMOS ENGAÑAR!

NO NOS DEJEMOS AMEDRENTAR!

DEFENDÁMONOS!

 

 

Más noticias