El 7 de junio en Errenteria elegimos a nuestra nueva Coordinadora Nacional, 2 mujeres y 3 hombres que aceptaron la responsabilidad de acompañar un nuevo modelo de organizativo y de ser la cara más visible de ESK. Hemos querido conocer a estas 5 personas un poco mejor y descubrir junto a ellas como vivieron la Asamblea General de ESK y cuáles son sus expectativas.


Jabi, Igor, Isa, felix e Iratxe  componen la Coordinadora nacional pero… ¿Quiénes son?

JABIER SAENZ (Jabi Jabier):  tengo 33 años y soy de Gasteiz. Participo en ESK desde hace unos 8 años de manera activa y estoy en ESK porque estoy totalmente convencido de que el sindicalismo y el activismo social son más necesarios que nunca, practicarlos y hacerlo en ESK supone un aprendizaje constante para mí, lo vivo como un desarrollo personal impresionante y una parte muy importante de mi vida. Poder disfrutar y compartir luchas y sueños con las gentes que formamos parte del sindicato es un auténtico regalo.

Hasta la V Asamblea he participado en la Comisión Provincial de Araba, tras el 7 de junio, formo parte de la nueva Coordinadora Nacional y sigo participando de la Comisión Provincial. Salí elegido como representante de mis compañeras y compañeros hace 7 años y hace 3 que conseguimos la mayoría absoluta en el comité de empresa, por lo que mucha parte de mi tiempo la dedico a pelear por mejorar las condiciones laborales y la calidad de la atención del sector en el que trabajo, la Intervención Social y de la empresa que me emplea, la Comisión Antisida de Araba.

Llegué al sindicato al conseguir mi primer empleo, sobre los 21 años, mi madre había estado afiliada y solía cotillear el Arian que llegaba a casa, me gustaban las ideas, la sensibilidad e implicación social y las maneras de luchar y transmitir mensajes de ESK, así que decidí afiliarme. Mi primer contacto más activo con el sindicato fue en las huelgas generales impulsadas por la mayoría sindical vasca los años 2009, 2010 y 2011. A partir de ahí, las marchas de la dignidad fueron otra piedra de toque que me enganchó aún más a esta organización.

ISABEL CASTRO:  En ESK mi laboral principal es ser delegada de personal laboral en Correos desde hace muchos años. A partir de aquí, participo en la medida de mis posibilidades en diversas estructuras del sindicato: Grupo de mujeres, Comisión provincial de Bizkaia, y Comisión Nacional hasta ahora y a partir de la V Asamblea en la Coordinadora Nacional.

Yo llegué al sindicato a través del trabajo que estaban haciendo personas de Esk en Correos (donde llevo trabajando desde 1985), es decir por la acción sindical que ESK realizaba en Correos. En un momento determinado, se me planteó dar un paso adelante para presentarme como delegada y acepté. A partir de ese momento me fui integrando poco a poco en el conjunto del sindicato.

IGOR MERA: Afiliado al sindicato desde 2002, además de mis responsabilidades actuales como liberado para acción sindical y miembro de la Coordinadora Nacional he sido delegado de personal y he participado tanto en la antigua ESK Gazteok como en distintos espacios como Argilan-ESK. Miembro de la Coordinadora Provincial de Bizkaia desde 2005.

FELIX IRIZAR: Delegado de ESK en el ayuntamiento de Bergara. Actualmente trabajo como asesor sindical para el sindicato en Gipuzkoa gracias a una excedencia en el ayuntamiento. He estado dos quinquenios en la Comisión Nacional y ahora comienzo una nueva andadura en la Kordinadora Nazionala. Además de eso he participado y participo en la Comisión de Acción Sindical, Provincial Gipuzkoa y allí donde se me requiera y mis limitadas capacidades me lo permitan.

IRATXE ÁLVAREZ: Suelo decir que soy de la Nafarroa marítima porque en realidad soy de Barakaldo aunque lleve muchos años viviendo en Iruñea. Nací en el 78 y crecí en una Ezkerraldea gris y convulsa a la que sigo echando muchísimo de menos. Supongo que el sindicalismo y la lucha en general ni siquiera eran una opción, era nuestra forma de vivir, así que aquí estoy. En casa eran de ESK y toda la gente que yo admiraba de mi entorno, como nuestra Txaro también lo era así que ni siquiera me plantee nunca ningún otro sindicato. Recién llegada a Iruñea me afilié y me toco vivir la escisión… No tuve dudas, me quedé en ESK y empecé  a participar de las asambleas y después de las provinciales. De ahí pase al talde del plan de igualdad. En la IV asamblea me eligieron para la Comisión Nacional y a los dos años, más o menos, sustituí a Juanan Iriarte como liberada en Nafarroa . Ahora junto con Gorka Vales, sin el que no sabría ni por dónde empezar, soy la responsable de Comunicación de ESK, participo de Emakume Taldea y en el Movimiento Feminista en el que empecé mi militancia representando al sindicato.

 


¿Qué supone ser parte de la nueva Coordinadora Nacional?

JABI: Un reto y una gran motivación, tras el proceso que nos llevó a la V Asamblea, me ilusiona mucho formar parte de un gran equipo de trabajo, la responsabilidad es muy grande y estoy seguro de que contribuiremos a que el sindicato siga siendo una buena herramienta de lucha social y sindical.

ISA: Una gran responsabilidad. Hasta ahora hemos seguido un recorrido iniciado por las personas veteranas que echaron a andar este proyecto que es ESK. Ahora es un nuevo tiempo que requiere de nuevas  formas de trabajo  que tenemos que implantar lo cual es un reto importante.

IGOR: En estos momentos supone un gran reto y una responsabilidad para seguir aportando mi granito de arena en la construcción de esta organización.

FELIX: Un reto interesante y complejo que afronto con la ilusión de creer en el proyecto que nos hemos marcado en ESK con esta V asamblea de construir un sindicato más participativo e inclusivo si cabe . Todo ello bajo un paraguas ideológico ecosocialista, feminista, anticapitalista…, que se ha ido construyendo durante toda la trayectoria de ESK y que se hizo más grande con la ponencia de nuestra IV asamblea.

IRATXE: Mucho trabajo. Creo que quienes estamos en la coordinadora al igual que los que han estado antes en las diferentes estructuras del sindicato lo hacemos por compromiso pero sobre todo por responsabilidad. La militancia nos quita mucho pero también nos regala cosas maravillosas y a mí me compensa con creces en lo personal y en lo político. Es un reto difícil y da un poco de vértigo pero confío totalmente en este sindicato, sé que no van a dejar que nos equivoquemos.

 

¿Cómo viviste la  V. Asamblea? ¿Qué destacarías de la asamblea?

JABI: La viví con muchos nervios, llegamos tras un trabajo muy potente de cerca de año y medio en el que intentamos implicar a todo el sindicato y con ganas de compartir una jornada especial con las compañeras y compañeros que compartimos ESK. Todo el proceso participativo me ha permitido conocer a muchos y muchas compañeras maravillosas, con lo que fue un gusto compartir la jornada, entre tantas caras conocidas que han sido imprescindibles para llegar al resultado que aprobamos en la asamblea general.

Me gustó el desarrollo de la asamblea, se me pasó volando y me encantaron tanto los videos que resumieron casi 6 años de peleas e ilusiones como las intervenciones de todas y todos los compañeros. Y como no, el conciertazo que tuvimos al final de la asamblea y la merienda y el cariño de los y las compañeras de Orereta. Fue una auténtica gozada.

ISA: En la V Asamblea ya escenificamos en parte una nueva forma de hacer las cosas. Fue un reto que nos llevo mucho tiempo pero que finalmente fuimos capaces de escenificar a pesar de los múltiples errores que cometimos y espero que mejoremos en próximas ocasiones. Destacaría el buen ambiente que lo impregnó todo, la alegría de las personas más jóvenes y las críticas de personas veteranas.

IGOR: De la V Asamblea General, además de la renovación de nuestra s apuestas sindicales y de nuestro posicionamiento socio-político destacaría la ilusión y la alegría para enfrentar el gran reto organizativo que tenemos por delante.

FELIX: La V asamblea…., coincidente en su completo desarrollo con un periodo concentrado de elecciones sindicales? mejor no decir nada, jajaja, un sinvivir. A destacar, por la parte que más cerca me toca, los parabienes que recibimos de las organizaciones invitadas que participaron en nuestra V asamblea, tanto las de carácter nacional como estatal. Fuimos profusamente felicitados tanto por el desarrollo de la asamblea como por el contenido que transmitimos. A título personal agradezco también la participación de las organizaciones hermanas y amigas.

IRATXE: La verdad es que los previos e incluso aquel día lo viví con muchísimos nervios aunque  a la vez estaba muy ilusionada. La asamblea estuvo cargada de momentos irrepetibles y yo que soy muy maridramas me emocioné en más de una ocasión. Si tuviera que destacar algo destacaría la acción de las compañeras de ESK cuando ocuparon el escenario para visibilizar la importancia que tenemos las mujeres dentro del sindicato, siempre decimos que somos la mitad pero el hecho de visibilizarlo de esa manera… Desde el escenario veíamos una sala casi vacía y fue realmente impresionante. En lo personal, el momento más emotivo fue el discurso final, poder hacerlo junto con Igor y estar acompañada de Felix, Isa y Jabi…¡Uff! fue muy potente, creo que era muy evidente nuestra emoción… Para mí fue muy importante tener la oportunidad de transmitir lo grande que es este sindicato, sus gentes, que sin su compromiso y militancia no estaríamos aquí… y por supuesto el abrazo que me dieron al terminar quienes habían venido desde Nafarroa.

 

¿Qué esperas de esta nueva etapa? ¿A qué retos crees que se enfrenta el sindicato?

JABI: Espero que el sindicato sea cada vez más atractivo para la gente joven, que seamos capaces de recoger la tremenda herencia sindical que nos han dejado quienes crearon y han desarrollado ESK durante estas décadas de existencia y convertirla en valores y actitudes que ayuden a la clase trabajadora a hacer frente a las desigualdades que vivimos en este mundo globalizado y enfermo de capitalismo, patriarcado, individualismo y avaricia.

Creo que tenemos el reto de abrirnos a nuevas formas de participación y lucha sin perder las formas que han llevado al sindicalismo combativo hasta aquí, el reto de aumentar la participación y de conseguir una organización que sepa aprovechar sus recursos, conocimientos y experiencias para ser una herramienta cada vez más útil en la lucha social y sindical.

En lo personal, espero ejercer las responsabilidades que he asumido con la misma ilusión y energía con las que las asumo, que este recorrido nos permita vivir pequeñas victorias y que ESK se convierta cada vez más en un espacio de cuidados y amable para la participación de mujeres y hombres soñadoras y luchadoras.

ISA: Espero llegar a implicar a más personas en la vida del sindicato, a construir una organización donde apetezca participar, que valora a las personas y entre todas profundizamos en lo ideológico. Los retos del sindicato son grandes, el sindicalismo como tal necesita renovarse para adaptarse a las actuales necesidades que demanda la sociedad, donde la precariedad laboral, la desigualdad y la pobreza están instaladas de forma crónica. La crisis climática y el machismo nos amenazan todos los días y el sindicalismos no se puede quedar tan solo en dar servicio a los y las afiliadas de las empresas y a negociar convenios con un poco (si se puede) de subida salarial para un sector privilegiado. El sindicalismo debiéramos ser la herramienta que una a los y las trabajadoras en un concepto más amplio de sociedad cuyos problemas son comunes a jóvenes, mayores, hombres, mujeres etc…

IGOR: Espero que en estos próximo años podamos avanzar de manera significativa en ser una herramienta útil para afrontar los retos estratégicos que tenemos como clase obrera en estos tiempos oscuros en los que el capital trata de depredar la vida de las personas y del planeta.

FELIX: Afrontamos una etapa en la que a la lucha en las empresas, los tajos y nuestro entorno socioeconómico, tenemos que sumar la labor interna por llevar a buen puerto los objetivos marcados en la V asamblea. Tenemos que saber dar los pasos que sean necesarios para dotar a ESK de la horizontalidad que perseguimos para que todas las personas que lo deseen, puedan aportar a construir un sindicato más abierto y participativo. Y cómo no, a desarrollar con una mayor proyección y creatividad producto de esa mayor participación las ideas que llevamos en el corazón de ESK.

IRATXE: En lo que a mis responsabilidades se refiere casi te diría que lo que espero es poder estar a la altura y eso no es nada fácil, las compañeras y compañeros de ESK nos ponen el listón muy alto y yo no dejo de ser una recién llegada. Creo que este nuevo modelo puede conseguir un sindicato más dinámico y participativo aunque también se que estos primeros años van a ser difíciles porque no es una apuesta sencilla. Me gustaría que fuéramos capaces de lograr el sindicato que soñamos, un sindicato feminista, más participativo y atractivo para la gente y sin perder nuestras raíces. Es importante que miremos hacia el futuro pero para ello es imprescindible  saber de dónde venimos: Iparra eta irrifarra galdu barik.

 

44 muert@s + 2 desaparecidos en 2020

en accidentes laborales

Twitter