MEDIDAS CONCRETAS QUE GARANTICEN NUESTRO EMPLEO

Tras la 5ª reunión del CEV, seguimos inmersos en un proceso de negociación donde nos informan de los nefastos planes de la empresa sin presentarlos ni concretarlos, pues no existe documento alguno sobre las intenciones y los temas que se van a negociar.

Esto nos hace pensar que se está negociando incluso fuera de la Comisión Negociadora con la intención de presentar próximamente un paquete de medidas, casi un ultimátum, que no dé opción a movilizaciones por parte de la plantilla, ya sea en verano o después de él.

Ante esto, los trabajadores y trabajadoras, las fuerzas sindicales que nos consideramos alternativas, necesitamos plantear lo que deberían ser las verdaderas garantías de un convenio que defienda nuestras condiciones laborales y salariales en los próximos años. Años que se presentan difíciles por la clara intención empresarial de extinguir la plantilla y subcontratar la actividad.

Los sindicatos que están negociando el CEV en solitario: CC.OO. y UGT, también se hartan de proclamar sus líneas rojas que nunca permitirán traspasar a la empresa. Pero tales líneas rojas no son sino pura palabrería, por ineficaces e insuficientes, que la empresa traspasa continuamente.

Hablan de Garantía de Empleo, cuando es muy discutible que eso termine bien en un escenario donde la plantilla de telefónica disminuye año a año e incluso día a día. De hecho ya se sustituye la Garantía de Empleo por la “empleabilidad”, condicionada a que aceptemos que nos  formen mal y reestructuren cuanto quieran, so pena de quedar sin trabajo bajo el discurso de que “no tengo trabajo para esta provincia o categoría”. Cuando el despido es libre, aunque se declare improcedente, cuando la incertidumbre y la restructuración nos empujan a los PSI.

Hablan de no movilidad geográfica interprovincial cuando la provincial es un hecho que puede ser tan gravoso como la interprovincial y además en Telefónica Soluciones la interprovincial también existe.

Hablan de no segregación de plantilla, pero no se discute la externalización de actividad, con las consecuencias que ello pueda tener para la plantilla.

Hablan de mejora del poder adquisitivo, pero la realidad demuestra que todo el aumento, al ser en masa salarial, se va en deslizamientos y el salario base sólo sube por debajo del 1%.

Frente a ello, creemos necesario levantar medidas concretas que garanticen nuestro empleo y nuestras dignas condiciones laborales y salariales para la totalidad de la plantilla.

  • Garantía real de empleo: Cese de cualquier externalización más. Asunción de que el despido improcedente en Telefónica será considerado nulo si la persona despedida así lo elige.
  • Oposición a cualquier reestructuración sin Plan de Actividad publicado y negociado para los próximos cuatro años. Tiempo mínimo de un año entre reestructuraciones que afecten a una misma persona y/o departamento.
  • Reducción de jornada y relevo de las bajas, retirada de las disponibilidades forzosas. Ninguna baja sin sustitución por una nueva persona en plantilla. Definición de un nivel de plantilla por área de negocio necesario para poder implementar estas mejoras.
  • Concreción y delimitación de funciones. No al aumento funcional. No a una nueva clasificación profesional y retirada de la propuesta de las pasarelas entre grupos laborales. Eliminación del solapamiento de funciones.
  • Ninguna movilidad geográfica, ni interprovincial ni provincial. No es cierto que no haya trabajo en ciertas provincias o localidades. Simplemente se subcontrata.
  • Asunción exclusivamente voluntaria y retribuida de nuevas funciones. Establecimiento de mecanismos objetivos (no más CACE) de promoción laboral y ascensos.
  • Aumento real del poder adquisitivo. IPC aplicado al salario base y complementos, desligado de la aplicación de bienios, pases de categoría y otros deslizamientos.

Creemos que estas medidas son asumibles por la mayoría de los trabajadores y trabajadoras, pero para defenderlas hace falta discutir y poner en marcha un plan de movilizaciones. En 2008 conseguimos influir considerablemente en la negociación mediante la movilización. Pese a no estar convocada la movilización por los sindicatos que hoy negocian el CEV, la participación de la plantilla tumbó la clasificación profesional con afectación de la estructura salarial y postergarla hasta 2015.

Si prestamos atención a las negociaciones y exigimos a la representación sindical del CEV la defensa de los puntos que creemos imprescindibles, llegando a plantear las movilizaciones que creamos necesarias, podremos conseguir un buen convenio.

 

 

 

Más noticias