A finales de la semana pasada hemos conocido las nuevas intenciones de la Empresa para profundizar en el desmantelamiento definitivo del departamento de Operaciones.

Según parece, la empresa tiene la intención de acometer una de las mayores modificación de las condiciones de trabajo de las plantillas de Operaciones que se recuerdan.

A falta de una información más detallada, parece que las intenciones de la Empresa pasan por la EXTERNALIZACIÓN PRACTICAMENTE TOTAL DE LA ACTIVIDAD DE MANTENIMIENTO DE O+M en practicamente todas las provincias, del cierre de los centros de Gestión para la externalización de su actividad ( en Bizkaia de entrada se cerrarían los CGP ), así como de una reorganización de la Estructura de Empresas dentro del Departamento de Operaciones.

Desconocemos el alcance exacto de todo este proceso, pero afectará a muchísimos trabajadores y trabajadoras de Operaciones, muchas de las cuales, una vez más se verán abocados y abocadas a cambios de acoplamiento, cambios de actividad y posibles traslados forzosos.

Consecuencia…una nueva vuelta de tuerca en la precarización del empleo

Una vez más, nos encontramos en la antesala de una decisión que irá dejando efectos colaterales allá donde se implemente. Si ya de por sí son graves las consecuencias de todos estos cambios sobre las condiciones de los y las trabajadoras afectadas, lo peor es contemplar que la Empresa sigue empeñada en profundizar en la precarización del empleo, ya que toda esa actividad que se dejará de desarrollar dentro de la empresa todos y todas sabemos en qué condiciones va a recalar en las contratas. 

Por otra parte, la Empresa de entrada deja su “tarjeta de presentación” ante la negociación del próximo convenio, e intentará ejecutar sus planes con todas las herramientas que dispone ( gracias a los “maravillosos” acuerdos firmados por CCOO y UGT en los últimos años).

¿Y los sindicatos?...bien, gracias 

Pues por lo que hemos conocido según alguno de sus comunicados, una vez más, no hemos observado el mínimo de oposición a estos cambios. Observamos con verdadera preocupación el pasotismo y la sumisión de CCOO y UGT en este tipo de procesos, asumiendo con total naturalidad como se presentan procesos de externalización y precarización de actividad, preocupándose tan solo de que los cambios sean lo más “dulces” posibles y sin ninguna pretensión de forzar a la empresa a escenarios de confrontación que nos dejen a los y las trabajadoras en mejor posición a la hora de negociar temas cruciales para el próximo convenio como puedan ser la CREACIÓN DE EMPLEO en Operaciones, o la imposibilidad de realizar traslados forzosos en todos sus niveles territoriales.

No debemos permitir este tipo de escenarios que tan solo benefician a la empresa. Os animamos a preguntar, a debatir, a exigir información clara y transparente, a exigir la formación adecuada, en definitiva….a presionar a quien corresponda para que este tipo de planes no puedan ser desarrollados sin oposición alguna. ESK denunciamos una vez más a este tipo de maniobras e intentaremos coordinar la oposición a las mismas desde los Comités donde tenemos representación.

ESKURA GAITUZU / NOS TIENES A MANO

Más noticias