Hoy se ha constituido la mesa de negociación que inicia el periodo de consultas para la negociación de un ERTE por causas productivas de reducción de jornada de un 30% y que afectará en Euskal Herria a 318 personas en Bizkaia, 10 en Gipuzkoa, 7 en Araba y 14 en Nafarroa, y que en el total del Estado suman 2455 trabajadores y trabajadoras.

Este ERTE entraría en vigor desde el 13 de Abril hasta el 13 de junio, y ESK nuevamente hemos exigido estar en la mesa de negociación porque, tal y como dijimos durante la negociación del anterior ERTE, no podemos olvidar que, por muy centralizadas que sean las negociaciones, ahí se juegan los intereses de trabajadoras de Euskal Herria que en esta negociación también tienen que ser defendidos.

Ciertamente, las consecuencias de este ERTE serán mucho menos lesivas que las de los dos anteriores que eran de suspensión total, mientras que en este se trata de una reducción de un 30% de la jornada mientras dure, pero eso no quita que sus efectos los van a sufrir solamente los y las trabajadoras si no lo evitamos.

En este caso, este ERTE afecta en su gran mayoría a personal de categorías de “Infraestructura”, es decir, personal altamente cualificado y en funciones de Mando, Desarrollo y/o Diseño de planta englobados en las escalas salariales más elevadas de la empresa.

Pero no es el único personal afectado, también afecta al personal de oficinas, en categorías como Oficiales Administrativos o Auxiliares que no son precisamente de las categorías con los sueldos más elevados, y en esta negociación vamos  ESK vamos a intentar que los efectos del ERTE no recaigan sobre las espaldas del personal con sueldos más bajos.

1ª Reunión . Constituída la mesa negociadora.

Esta misma tarde se ha constituído la mesa negociadora con la participación de los sindicatos CCOO-UGT-USO-CGT y ESK (con voz paro sin voto), y en ella se nos ha hecho entrega por parte de la empresa del personal afectado y la memoria explicativa de las causas productivas que justifican este ERTE.

La empresa ha hecho un repaso de la situación a nivel internacional que según ella justifica la reducción planteada del 30%. Manifiesta que su objetivo básico es mantener los puestos de trabajo y plantea una curiosa fórmula de solidaridad en la actividad a realizar, ya que interpreta que hay colectivos que verán mermada su actividad más de un 30% y otros que también están incluidos en el ERTE, seguirán con el 100% de actividad, por lo que plantea una solución de “reparto solidario” de dicha actividad…

Informa de la decisión del personal directivo ( no afectado por el ERTE ) de rebajarse el sueldo un 30% al igual que el resto de trabajadores y trabajadoras… y nos presenta como una garantía “la voluntad de no perder puestos de trabajo”, pero si se diera el caso, garantiza una bolsa de trabajo con preferencia para los afectados. También informa que el ERTE no tendrá consecuencias sobre el tiempo de vacaciones.

Explica que de forma general, la reducción implica un 30% del salario, y de la misma se cobraría el 70% a través del desempleo.

A continuación hemos intervenido todos los sindicatos, informando que estudiaremos la documentación aportada y que contestaremos a su planteamiento en la siguiente reunión.

ESK también hemos indicado que nuestra prioridad son los colectivos más desfavorecidos y considera que sería mejor una reducción progresiva en virtud de los rangos de salarios. En definitiva, una reducción que afecte tan solo a los salarios más elevados.

Nos citamos para mañana día 7 de abril a las 16:00 y según vayan avanzando las negociaciones iremos haciendo una valoración de las mismas, la cual intentaremos publicar de forma puntual.

Nuestras vidas valen más que sus beneficios.

 

Más noticias